La Voz

La Voz

Pasó mucho tiempo antes de que supiera que Pérez era el segundo apellido de Bernardo, y no sé si muchas veces también, lo olvidé. Acudo a este recuerdo porque pocas personas logran, con tanta autoridad, convertir su nombre en una especie de imagen de marca, en este caso ligada con la cultura: Bernardo Hoyos es el sinónimo de una erudición asombrosa que descansa plácidamente sobre los cimientos de la honestidad, la gracia, la decencia y la oportunidad. Haber tenido la suerte de sentarse a conversar con él fue siempre comparable a ejercer, por un rato, una de las verdaderas bellas artes, la de la conversación.

Leer más

Morirse de la dicha

Morirse de la dicha

Sin ironías, dedico este escrito a Eduardo Arias,

A Manuel Carreño, a “Santafecita” y a todos mis hermanos.

En un país como Colombia, donde la gente se “muere” de la risa… o del sueño… o del cansancio; en fin, de tantas cosas en las que la idea de la muerte se vuelve liviana, ha sido fácil regresar al pasado para revisar las imágenes de una infancia tocada, de muchas maneras, por el fútbol.

Leer más
Loading...
Loading...